Un Mundo Entre Tus Manos

. ...... .. .

Las Tres R

Si queremos aire limpio, bosques llenos de animales, plantas y mares habitados por ballenas y otros seres vivos que son fuente de alimento para muchas especies, incluido el ser humano, tenemos que cumplir la ley de las 3 “R”: Reducir, Reutilizar y Reciclar. Y no olvides la “E” de Evitar.
 
Para darle un respiro a nuestro planeta tenemos que reducir la cantidad de productos que consumimos. No olvides que para fabricar todo lo que utilizamos necesitamos materias primas, agua, energía, minerales … que pueden agotarse o tardar muchísimo tiempo en renovarse.

Todo aquello que compras y consumes tiene una relación directa con lo que tiras. Por ello,
consume racionalmente y evita el derroche.

Sigue estas recomendaciones para dar un respiro a nuestro planeta:

  • Elige los productos con menos envoltorios
  • Reduce el uso de productos tóxicos y contaminantes
  • Lleva a la compra una bolsa de tela o el carrito
  • Disminuye el uso de papel de aluminio
  • Limita el consumo de productos de usar y tirar
  • Reduce el consumo de energía y agua

Cuando vayas a la compra intenta reflexionar: ¿es realmente necesario?, ¿es o no desechable?, ¿se puede reutilizar, rellenar, retornar o reciclar?...


Cuantos más objetos volvamos a utilizar menos basura produciremos y menos recursos tendremos que gastar. -Reciclar. Se trata de volver a utilizar materiales - como el papel o el vidrio - para fabricar de nuevo productos parecidos - folios, botellas, etc.


Reutilizar consiste en darle la máxima utilidad a las cosas sin necesidad de destruirlas o deshacernos de ellas. De esta forma ahorramos la energía que se hubiera destinado para hacer dicho producto.

Cuantos más objetos reutilices, menos basura producirás y menos recursos agotables "gastarás".

Sigue estos sencillos consejos:

  • Compra líquidos en botellas de vidrio retornables
  • Utiliza el papel por las dos caras
  • Regala la ropa que se te ha quedado pequeña

Reflexiona: ¿por qué destruir algo que nos ha costado tanto trabajo hacer?, ¿por qué tirar algo que todavía sirve?…


Esta “R” (Reciclar) debe ser la última que pongamos en marcha. Por delante deben ir las otras dos (Reducir y Reutilizar).
El papel y el cartón, el vidrio y los restos de comida o materia orgánica pueden reciclarse sin problemas. Para esto, hay que separar cada residuo en diferentes contenedores como los que ya tenemos en las calles de los pueblos o las ciudades en color azul - para el papel - o en color verde - para el vidrio -. ¡Ahora nos faltan los de la materia orgánica!.


Reciclar consiste en usar los materiales una y otra vez para hacer nuevos productos reduciendo en forma significativa la utilización de nuevas materias primas.

¿Qué tipo de basura se recicla?
Se recicla todo lo que se puede vender para hacer nuevos productos.

  • Materia orgánica (restos de comidas)
  • Papel y cartón
  • Vidrio
  • Metales (hojalata, aluminio, plomo, zinc, etc)
  • Plásticos (polietileno, piliestireno, polipropileno, pvc, etc.)

Reflexiona: ¿Sabías que al reciclar una tonelada de papel se salvan 17 árboles? ¿Sabías que reciclando una lata de aluminio se ahorra suficiente energía como para hacer funcionar un televisor 3.5 horas?

Reciclar se traduce en:

  • Ahorro de energía
  • Ahorro de agua potable
  • Ahorro de materias primas
  • Menor impacto en los ecosistemas y sus recursos naturales
  • Ahorro de tiempo, dinero y esfuerzo

Evitar: si dejamos de comprar y utilizar este tipo de productos dañinos para el medio ambiente y empezamos a pedir productos que respeten más la naturaleza, consuman menos energía y puedan reutilizarse o reciclarse, la industria y los comerciantes tendrán que empezar a cambiar. ¡En nuestra mano está conseguirlo!.



>Para Reducir:

  1. Elige los productos que tengan menos envoltorios y, sobre todo, los que utilicen materiales reciclables.
  2. Usa menos bolsas de plástico para la compra. Llévate siempre una de tela o el carrito de la compra.
  3. Reduce el consumo de energía: apaga la televisión cuando no la estés viendo y las luces cuando no las necesites, utiliza bombillas de bajo consumo en casa o en tu centro escolar; usa la bicicleta y el transporte público.
  4. Reduce el consumo de productos tóxicos y contaminantes como las pilas - Reduce el consumo de agua. El agua no es un juguete: es un tesoro que todos tenemos que cuidar.

>Para Reutilizar:

  1. Compra las bebidas en botellas de vidrio retornable (son las que se devuelven a la tienda para rellenar otra vez). Si no las encuentras, pide en tu tienda o supermercado que las utilicen.
  2. Utiliza las hojas de papel por las dos caras.
  3. Si tienes algo de ropa que ya no usas, puedes dársela a alguien conocido, más pequeño que tú o que la necesite.

> Para Reciclar:

  1. Lleva a los contenedores el papel usado y compra papel reciclado.
  2. Compra las bebidas en envase de cristal y si no es retornable deposita la botella o el frasco vacío en el contenedor de vidrio.

> Para Evitar

  1. Evita el consumo de productos de usar y tirar como, por ejemplo, las servilletas y los pañuelos de papel o vasos y otros objetos de plástico.
  2. Evita los juguetes y objetos hechos de plástico. Cuando los fabricamos y nos deshacemos de ellos los plásticos son una fuente muy importante de contaminación. Hay muchas clases de plásticos y la mayoría no se pueden reciclar. Además, el reciclaje de los plásticos - por ejemplo el PVC - es un proceso muy contaminante.
  3. Evita las latas de refrescos: se fabrican con metales como el hierro, el estaño y el aluminio, cuya extracción es muy costosa y son minerales que debemos ahorrar.
  4. Evita comprar alimentos en “bandejitas” de corcho sintético (corcho blanco) y envueltos en plástico transparente. Son un producto artificial e innecesario que se tira a los pocos minutos de haber sido comprado.




 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada